Creció un 10% la cantidad de católicos en la Capital Federal

Se tomó en cuenta la cantidad de bautismos, comuniones y confirmaciones

Con esto se revierte una tendencia decreciente
Creen que se debe a una revalorización de lo religioso y a un cambio en el clero

Cada vez hay más católicos en la Capital Federal. Por lo menos en los papeles. Según los registros del Arzobispado metropolitano, entre 1993 y 1997 aumentaron un 10 por ciento la cantidad de bautismos, primeras comuniones y confirmaciones, mientras que el número de nacimientos se mantuvo estable. El dato no es menor para la Iglesia porteña: marca una reversión de una tendencia a la baja que se venía verificando a fines de los años 80 y comienzos de los 90. Y que obligó a la Iglesia a estudiar en su momento la situación y a desplegar una estrategia para modificarla. Más aún: el crecimiento de esos tres sacramentos, denominados de iniciación cristiana, sorprendió a más de un especialista eclesiástico, que no esperaba un aumento por una serie de razones.

Entre ellas, que el mundo actual parecería no fomentar lo religioso. Las cifras del Arzobispado porteño, a las que tuvo acceso Clarín, revelan que mientras en 1993 hubo 29.468 bautismos, 19.120 primeras comuniones y 15.834 confirmaciones, en 1997 se impartieron 32.428 bautismos, 22.369 primeras comuniones y 18.054 confirmaciones. Paralelamente, los nacimientos en la Capital Federal se mantuvieron prácticamente estables. En tanto que en 1993 sumaron 39.155, en 1996 (último registro oficial) llegaron a los 39.996. Por eso, el aumento de los tres sacramentos representó una suba neta del 10 por ciento. Lo contrario ocurre con los casamientos, que vienen bajando sensiblemente, al igual que ocurre en el ámbito civil. Clarín informó en su edición del 20 de octubre pasado que los matrimonios por Iglesia cayeron entre 1992 y 1996 un 30 por ciento, al pasar de 10.506 a 7.353.Por otra parte, se mantendría muy baja la asistencia a la misa dominical, que es obligatoria, según la enseñanza cristiana, y que rondaría el 5 por ciento de los bautizados.

Por lo menos, en algunas diócesis del Gran Buenos Aires y del interior, recientemente relevadas.¿Por qué hubo un sorpresivo aumento de los tres primeros sacramentos cristianos? Los especialistas consultados lo atribuyen a una serie de razones. Entre ellas: Una revalorización de lo religioso. Una actitud más abierta de la Iglesia. Una correcta difusión de cómo acceder a los sacramentos. Una vuelta a las religiones históricas luego del avance de los nuevos movimientos religiosos. Parece que se está revirtiendo una tendencia, comentó a Clarín el padre Horacio Della Barca, que a comienzos de los 90 participó de una comisión del Arzobispado para estudiar la caída en los bautismos. Aquella comisión finalizó con una serie de recomendaciones prácticas -como la flexibilización de los requisitos para ser padrino- que ayudaron a erradicar la extendida creencia de que los hijos de padres no casados por Iglesia no podían ser bautizados.

La clarificación no fue irrelevante en una sociedad donde crecen significativamente los hijos no sólo no concebidos en un matrimonio religioso, sino también civil. Según cifras oficiales, los hijos extramatrimoniales estarían llegando en el país al 50 por ciento. El padre Jorge Lozano, que coordina la Misión Arquidiocesana, una ofensiva religiosa por la cual la Iglesia porteña va casa por casa con su mensaje, cree que también tuvo que ver en este aumento de los tres primeros sacramentos cristianos una nueva actitud del clero. Lozano señala como punto de partida el documento Líneas Pastorales para la Nueva Evangelización, la primera estrategia religiosa global de los obispos argentinos, aprobada a mediados de los ochenta, tras una consulta a los fieles. Aquel documento -que partió de un diagnóstico según el cual en la sociedad se relegaba lo religioso y crecía la injusticia- marcó rumbos para fomentar el bautismo, fortalecer la formación permanente de los católicos y atender sobre todo a los pobres. En fin, cambios en los fieles y acciones en el clero explicarían el crecimiento.

por http://www.clarin.com/diario/1998/07/20/e-04601d.htm

 
 

  Notas


Fuente
Diario Clarín
20/09/1988
 












































 

© 2007 Santa Lucía. Todos los derechos reservados - Diseño Web HFdesign