Reseña histórica de la Iglesia Santa Lucía

Avenida Montes de Oca casi Avenida Martín García, del barrio de Barracas.

Es uno de los más antiguos santuarios porteños cuyas fiestas patronales se celebran el 13 de diciembre. Esta fiestas eran celebradas con especiales festejos que duraban ocho días.

La calle recibía el nombre de Avenida Santa Lucía, donde se organizaban kermeses, carreras de sortijas, de toros, fuegos artificiales. Se levantaban carpas, calesitas, venían acróbatas, en La Banderita, se colocaba el palo enjabonado. La Calle Larga (hoy Montes de Oca) era adornada con gallardetes y banderas, coronas de flores, arcos de luces y los tradiciones puestos de rosquillas y cirios. Se hacían fogatas, y los paisanos y orilleros lucían sus trajes de fiesta.

En el año 1783, María Josefa Alquizalete, hizo trasladar la capilla que tenía en terrenos de su propiedad, ubicada en las actuales Sarmiento y Montevideo, a su quinta de Barracas. El Obispo de Buenos Aires, Fray Sebastián Malvar y Pinto le concedió autorización para que puediese tener un oratorio en la quinta, comenzando la historia del templo de Santa Lucía.

Otros dueños de los terreno, fueron, Francisco Marull, Juan Selena, el Sr. Modorell y la familia Serantes; estos últimos vendieron el terreno a la Iglesia en 1885.

Al inicio de los trabajos para la construcción de la Parroquia se colocó la piedra fundamental, fue bendecida por el Arzobispo de Buenos Aires, Federico Aneiros y apadrinada por el Intendente de la Ciudad, Torcuato de Alvear, su esposa, y muchos vecinos, como consta en una placa colocada en el interior del templo.

La inauguración, ocurrida en 1887, fue apadrinada por el Presidente de la Nación, Juárez Celman.

Las crónicas periodísticas de la época, cuentan de un casamiento realizado en la Iglesia de Santa Lucía, que los novios llegaron en automóvil, por primera vez en América del Sur, (1902).

La jurisdicción de la Parroquia de Santa Lucía, determinaba también el Distrito Electoral Barracas al Norte, (antigua denominación para la zona norte del Riachuelo).

En el atrio de la iglesia se ubicaban las mesas electorales. Así durante las elecciones de 1893 se enfrentaron los "cívicos" contra los "nacionalistas o roquistas", protestando los primeros porque se había hecho votar a varios vecinos "muertos" y se había cometido un fraude vergonzoso.

Con el tiempo, Barracas contó con otras dos parroquias más, la Basílica del Sagrado Corazón, sobre la Av. Vélez Sársfield y la de San Antonio María Zaccaría en Montes de Oca al 1800.


por http://www.elbuenosaires.com.ar/

 

 
 

  Notas


Fuente
El Buenos Aires
 
 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


© 2007 Santa Lucía. Todos los derechos reservados - Diseño Web HFdesign