El círculo de obreros

Fue al padre redentorista Federico Grote a quien cupo la gloria de instaurar en el país una obra esencialmente socialcristiana con la fundación de los Círculos Católicos de Obreros.
El 2 de febrero de 1892, se estableció el primer Círculo que se llamó Central.

Orzali fue el primer párroco que se puso al lado de Grote para secundarlo en todo, fue Vicedirector del Círculo Central. Todos los domingos, en sus homilías de cinco minutos, encontraba tiempo para invitar a los hombres a asociarse al flamante Círculo barraqueño. Primero consiguió un local adecuado, luego hubo necesidad de una biblioteca. Después instalaría en el Círculo una escuela nocturna para obreros.

Pronto tuvieron su salón de fiestas en Montes de Oca 974. Y comenzaron las solicitudes de alquiler o préstamos para diversas entidades.
Orzali se preocupó para que los socios encontraran en el Círculo todo lo que necesitaba la familia: médico, farmacia, cooperativa, diversiones.

Y consiguió un local para que pudieran hacer obras de teatro. El Cuadro Dramático de Santa Lucía -como se dio en llamar- llegó a representar en Balvanera, Lomas de Zamora y Quilmes. Y junto con el Cuadro Dramático, la banda de música, integrada por los italianos que vivían en aquella zona de Barracas. Y se vio desde entonces en la tradicional procesión de Santa Lucía, junto a la Banda de Policía, la de la parroquia.

Con la afluencia de hombres al local social, vino la necesidad de una confitería. Y se inició una que funcionó por varios años.
Médicos amigos de Orzali no titubearon en ofrecer sus servicios profesionales a bajo precio. Y el Hospital Italiano ofreció sus salas con rebajas para los socios de ese Círculo. El Círculo tuvo primero su escuela nocturna para adultos, y luego otra diurna para los hijos de los obreros.

El Círculo tuvo su farmacia, su "botica" como le decían entonces. Los socios adquirían en ella medicinas a precios muy económicos. Más adelante un consultorio jurídico gratuito. Todo esto hacía que aumentara el número de socios. Tres mil socios con sus respectivas familias, eran casi un pueblo.
En 1902 adquirieron el terreno para levantar su edificio propio. Se levantó luego el salón de actos, el edificio social de dos pisos y la Escuela "Santa Lucía" para los hijos de los socios.

Más información

Confesor, sacristán y fundador de instituciones

El círculo de obreros

La Fundación de las hermanas rosarinas

Capellán de la Fragata Sarmiento

 
 
 









 


© 2007 Santa Lucía. Todos los derechos reservados - Diseño Web HFdesign